tratamientos de micropigmentación málaga
Noticias,  Recomendaciones

¿Cuál es el mes que más demanda tratamientos de micropigmentación?

Durante el verano nos exponemos al sol al acudir a las playas y piscinas. Además, en los meses de sol también cambian nuestras rutinas de alimentación así como de descanso. Todo esto se ve reflejado en nuestra piel, que termina resentida. Razón por la cual al terminar las vacaciones muchos buscan los tratamientos de micropigmentación para regresar a la oficina con un aspecto perfecto.

La micropigmentación y sus diversas técnicas son ideales para contrarrestar los efectos negativos del sol, incluso antes de que el bronceado fabuloso que logramos en verano desaparezca. Por ello, es importante iniciar con el tratamiento cuando la temperatura comience a bajar, motivo por el cual en los días del mes de septiembre se presenta una alta demanda.

¿Por qué en septiembre aumenta la demanda de micropigmentación?

La micropigmentación o maquillaje semipermanente es una técnica que además de perfeccionar las facciones ayuda a hidratar la piel. Motivo por el cual este tratamiento puede realizarse en cualquier época del año. Sin embargo, los expertos en estética recomiendan aplicarla a partir de septiembre y hasta mayo. Esto se debe a que durante estos meses el clima agradable o el frío evitan que haya infecciones, de esta manera se facilita la etapa o los cuidados posteriores para que la micropigmentación sea un éxito.

Igualmente, el profesional evaluará cada necesidad debido a que hay situaciones que ameritan otro tratamiento. Como son las micropigmentaciones de areola o cejas oncológicas, ya que estas por regla general se hacen en cualquier momento del año. En todo caso, estas son las ventajas de hacerse este tratamiento al regresar de vacaciones según el tipo de micropigmentaciones:

1. Micropigmentaciones faciales

Con este tipo de micropigmentaciones la exposición al sol es mucho más alta. Incluso, aunque usemos productos solares con factor de protección alto, la cara puede sufrir quemaduras con bastante facilidad.

Esto quiere decir que si queremos disfrutar de las piscinas y playas es importante que la etapa de cuidados del maquillaje semipermanente haya terminado. De lo contrario, deberemos quedarnos en casa porque se corre el riesgo de sufrir herpes labiales o conjuntivitis, cuadros médicos que dañan totalmente este tipo de tratamientos.

Igualmente, si queremos un rostro perfecto aunque no tenga maquillaje, la recomendación es esperar al menos hasta septiembre para poder realizar el tratamiento. De allí, que las clínicas estéticas se llenan con citas para micropigmentación durante el noveno mes del año.

2. Micropigmentaciones corporales

Con el calor del verano sudamos hasta más no poder. Pero más allá de que para muchos sea un factor desagradable, con el sudor aumenta el riesgo de tener una infección tras la micropigmentación. Como hemos mencionado, la exposición a los rayos UVA queman la piel, lo cual en casos de vitíligo o recubrimientos de cicatrices impide tener un color normal de la piel. Por tanto, es casi imposible conseguir el pigmento ideal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *